El control prenatal consiste en una visita mensual al doctor en la cual te tomará la presión arterial, medirá el crecimiento de tu abdomen, controlará el aumento de tu peso, enviará pruebas de laboratorio y ecografías , todo esto para determinar el objetivo más importante del control prenatal es prevenir, orientar, disminuir los factores de riesgo, detectar problemas de salud y tratarlos a tiempo.

Como por ejemplo:

  • Infección urinaria sin síntomas.
  • Infecciones genitales asociadas al aborto o infección del recién nacido.
  • Anomalías congénitas, cardiacas o hidrocefalia.
  • Enfermedades hereditarias y síndromes genéticos.
  • Infecciones congénitas como la rubéola fetal.
  • Enfermedades cromosómicas como el Síndrome de Down.
  • Embarazos múltiples o embarazo gemelar.
  • Amenaza de parto prematuro.
  • Problemas placentarios como: placenta previa y desprendimiento prematuro.
  • Presión arteial alta.
  • Transtornos de crecimiento fetal o diabetes del embarazo.
  • Incompatibilidad de grupo sanguíneo o enfermedad por Rh incompatible.

La buena relación con tu doctor hará que se le faciliten las cosas que parecen complicadas y que la experiencia del nacimiento de tu bebé sea lo que tiene que ser: uno de los días más especiales de tu vida.